Historia De Casos

GGRM Las Vegas, Abogados en Lesiones Personales y Accidentes Laborales – Casos Históricos

Este accidente de tráfico ocurrió cuando un vehículo se pasó una luz roja. El padre, la madre y los 3 hijos resultaron heridos. Los daños incluyeron daño cerebral del padre y la muerte de un bebé. La indemnización del caso se estableció en el límite de la póliza que alcanzó los $3.75 millones.

El caso automovilístico ocurrió cuando el cliente manejaba un camión y fue golpeado perpendicular mente por un vehículo que no se detuvo en una señal de alto. Las lesiones del demandante incluyeron afectaciones en la espalda y el cuello, la indemnización fue de $750,000.

El cliente estaba saliendo de un edificio cuando la puerta automática no funcionó correctamente y se golpeó al cliente, lastimándole el hombro y el cuello. Se estableció un juicio y el jurado concedió una indemnización a la demandante por la cantidad de $820,000.

El cliente fue determinado por un oftalmólogo para ser un candidato para la cirugía lasik, cuando en realidad, no era candidato debido a una condición previa que presentaba en los ojos. Caso de negligencia médica en última instancia, se resolvió con un pago de $1,000,000 a la demandante.

Un acuerdo por $350,000 dólares recibidos por un caso de accidente automovilístico, en donde un objeto en sentido contrario se atravesó dentro del carril del cliente, lo que terminó en un fuerte golpe en la cabeza. Al cliente además se le practicaron múltiples cirugías de tobillo.

Madre e hijo fueron recompensados con un acuerdo de $2,025,000 dólares, como resultado de la muerte del esposo/padre, en un accidente de vehicular.

Un acuerdo de $2,000,000 dólares a resultado de un accidente automovilístico de un pasajero que fue severamente herido cuando un vehículo se pasó una señal de parada.

Se le otorgaron $700,000 a un trabajador lesionado, que fue atropellado por un conductor ebrio, durante la realización de su trabajo.

Se le otorgaron $1,000,000 a una persona que se lesionó durante el trabajo, la silla en la que estaba sentada era puntiaguda, lo que la hizo caerse y golpearse contra el suelo, lastimándose la espalda. Este fue un caso de producto defectuoso.

Recibió $300,000 un trabajador lesionado, después de meter una demanda por accidente laboral, ya que el administrador inicialmente se había negado a pagar la demanda.

*Los resultados pasados no garantizan o predicen el resultado de su caso.